miércoles, 11 de octubre de 2017

Entrada de inauguración.

Un blog personal.

Sí, así es. Este es un blog personal cómo en la primera línea está escrito. No entraré en muchos detalles, pero en sí, me gustaría resumir todos los pensamientos que desde la semana han estado rondando por mi mente sobre esta entrada de inauguración, que de hecho no estaba muy segura de hacer y simplemente llegar al punto sin más.

Me gusta que me llamen Tabi y así lo manejaré en este blog, cómo la forma en que suele decirme la gente. Un apelativo pequeño de Tabatha.

A mis veinte años de edad, en esta vía de expresión escrita me he decidido utilizarla para proyectar mi sentir, mis pensamientos, mis desahogos, temas de los que tengo una opinión y la cuál me gustaría dar a conocer o simplemente hablar de ello, sueños e infinidad de cosas que un humano pasa por su trayecto de vida y su mundo interno que descansa en el cerebro de cada uno de nosotros.

A veces hay cosas que no quieres compartir con la gente que conoces, al menos, eso me pasa a mí. Soy reservada respecto a cuestiones personales y al escribir aquí, cómo una persona ajena a todos, me hace sentir cómoda. Así que, ¿qué mejor que hacerlo por aquí? Un espacio personal, uno solo para mí.

Realmente no estoy esperando a que alguien me lea o me siga, ese no es mi objetivo ya que este blog y su contenido es solo de mí para mí.

En fin, esto es lo que quería poner.

Chao.